Buscar

Máscaras de Eternidad

"Nada se sabe, todo se imagina"

Huracán

¿Qué has hecho de mi? ¿Quién soy ahora? Que no se malinterprete, no cambié tanto y definitivamente crecí después de este huracán. Pero aún así me cuestiono lo que soy ahora. Vos sos mi opción. No existen primeras, segunda o... Seguir leyendo →

Anuncios

Abrumado

La experiencia es una perra dura. Está bien decidida. Quiere que sea un mal tipo. Las buenas personas, las que piensan por si mismas, no son bienvenidas en esta selva de asfalto y concreto. Hay millones de pies gustosos de... Seguir leyendo →

Frío

Domingo de frazadas sobre el cuerpo. De humo escapando de tazas llenas. De libros sencillos, biblias enormes y ensayos certeros. De películas pochocleras, regalos prometidos y amores perfectos. De maratones que no se corren en zapatillas sino con el control... Seguir leyendo →

La Copa

Ella tomó la copa, bebió un sorbo y no supo distinguir el sabor que llenaba su boca. Miró la copa, con ojos perdidos, y pensó en el líquido que contenía. El color del contenido parecía violáceo. Supuso que era vino... Seguir leyendo →

Tu Mano

Las personas desaparecen ante mi rostro, con sus máscaras del día los veo caminar para luego hacerse humo mientras se van perdiendo en mi vaga mente. Las estaciones subterráneas pasan y parece que nunca voy a llegar a destino. Antes,... Seguir leyendo →

Sensibilidad

¿Tan sensible ibas a ser? Me desmorona las entrañas. El muro cae antes de tiempo. El Berlín dentro mio es libre otra vez. Sentimientos de ternura ruedan sin correa por el amplio bagaje de la vida y tu voz, que... Seguir leyendo →

Los diversos fuegos

Mi mente es un abismo de recuerdos. Tan vasto es el camino recorrido, tantos son los rincones donde alguna vez miré... Busco y rebusco en los pajares de mi historia, hasta encontrar aquella aguja que tanto espero. Aquella que teja... Seguir leyendo →

Recuerdos

Desperté en un museo. No encontré cuadros ni estatuas. No había esculturas. No exhibían momias, ni se asomaba tótem alguno. Abrí los ojos y me dí cuenta donde estaba: era un museo lleno de recuerdos, donde ellos flotaban y corrían como... Seguir leyendo →

Atardecer

Hay una puesta de sol que me visita regularmente y jura conocerme. Me habla de vueltas y calesitas con sus sortijas en juego. De toboganes que suben y bajan en un arenero poblado de pequeños. Dice que hubieron risas eternas... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑