A veces la ficha cae por la máquina y no funcionan los engranajes. Los mecanismos ya no encuentran las ganas de divertirse. Mientras tanto, yo me cansé del juego.
El juego de dos distancias estrechándose y separándose a cada rato. Cansado de distancias que se alejan sabiendo que se necesitan juntas. Cansado de decir distancia y sentirte cerca. Cansado del sabor agrio del recuerdo. Cansado de la presencia de tu cuerpo ausente recostado en mi cama. Cansado de mensajes viejos cargados de promesas moribundas. Cansado de las fotos de dos sonrisas enamoradas.
¿Cómo puedo decir todo esto resumido? Estoy cansado de dos miradas fusionadas en una sola, persiguiendo un solo deseo, un solo sentimiento, un solo placer y en un solo momento.
Estoy cansado pero sigo. Tendré que enterrar las distancias, tendré que aplacar los recuerdos, tendré que atenuar los paisajes. Tendré que vivir ahora y viajar hacía adelante, esperando que el ayer, se aburra de volver.
 
J
“Un hombre es la suma de sus desdichas. Se podría creer que la desdicha terminará un día por cansarse, pero entonces es el tiempo el que se convierte en nuestra desdicha.” – William Faulkner
Anuncios