No sé que momento es este. Si es malo no puedo saberlo, porque no me hablas, no me decís, no me contás. No voy a encontrar momentos correctos sin saber lo que pasa. Y me dejas esperándote, esperando un día entero, una semana, dos semanas, otra respuesta. Me hablaste de repente, nuevamente, y sentí que lo hacías con el corazón. Y yo como el tonto que soy, te respondí con todo el mio. Pero me dejaste otra vez (y ya van…) en espera. Pero ya no puedo seguir así. Necesito que te la juegues por mi. Alguien que te ama te quiere ver, te quiere abrazar, te quiere sentir. Sea el momento que sea, busca la forma, aunque sean 15 minutos, aunque sea un minuto, un beso. No hay excusas, solo hay formas. Siempre me puse (o intente ponerme) en tu lugar, por eso entendí tanto, por eso no me rendí cuando cualquiera lo hubiera hecho, pero creo que nunca te pusiste en el mio. Yo no vivo lo que vos vivís. Pero si te amo con todo lo que soy, si te lo demostré en cada segundo, en cada detalle, en todos los abrazos que te dí, en los hombros y oídos que te ofrecí y en cada una de las lágrimas que te sequé y lloré a tu lado. Sé que si estuviera en tu lugar, lucharía por tenerte cerca. Por apoyarme en vos, por tener ese abrazo bombero que me salvaba los incendios y me daba un aliento nuevo mirándome a los ojos.
Necesito que me demuestres que no sos más que solo palabras. Mi cabeza ya no sabe que creer. Realmente necesito que aparezcas. Que dejes de jurar que me amas. Vos sabes bien que se demuestra. Yo digo que los días sin vos son una mierda y trato de estar en ellos. Vos decís que los días sin mi son una mierda, pero no haces nada para que aparezca o para vos aparecer en los míos. ¿Cómo me puedo sentir? ¿Realmente sentís lo que me decís? ¿Realmente el amor es sustancia para vos y no es solo una palabra?
Ya pasó un mes y sigo sin verte. Cuento los días. El tiempo no corre igual para alguien que ama. Un mes se hace eterno. No sé cuanto tiempo más puedo pasar de esta manera. Así de relativo es el tiempo: en 5 minutos soñé una vida con vos y en 5 minutos también me borraste el sueño ese día, esa tarde gris en tu casa.
Yo hice todo para no perderte, hoy tenes que hacerlo vos. No me dejes esperando. Y sobre todo, no me dejes solo si me amas.
 
J

“Y sin embargo qué triste es tenerte y no tenerte” – Mario Benedetti

Anuncios